A un año de la desaparición forzada de los 43 normalistas de Ayotzinapa.


Texto: Hugo Uriarte. El Monedero Lunes 20:00 horas. 

 

 

A un año de la deplorable desaparición de los 43 hermanos normalistas de Ayotzinapa

En Radio Chinelo tenemos el recuerdo imborrable de los 43 hermanos normalistas de Ayotzinapa, que durante la noche del 26 de septiembre de 2014 y la madrugada del día siguiente fueron víctimas de desaparición forzada en la Ciudad de Iguala, hecho al que le hemos dado un seguimiento puntual, señalándolo y denunciándolo activamente a través de nuestros micrófonos. Ese 26 de septiembre en esa misma ciudad, fueron agredidas más de 300 personas; asesinaron brutalmente a seis, y quedaron heridos varias docenas de ciudadanos.  Hasta hoy, a un año de estos vergonzosos e inhumanos hechos de violencia, sabemos por testigos presenciales y tomas de imágenes por cámaras situadas en la vía pública de esa ciudad, que los ejecutores físicos fueron: la policía local de Iguala, apoyados por policías de Cocula, con la mirada complaciente del Ejército Mexicano y la policía federal, además todos los ejecutores del crimen fueron dirigidos y apoyados por las bandas de piratas que se han apoderado de esa parte de nuestro territorio nacional.

El análisis de los hechos bárbaros e irracionales nos dejan ver con claridad meridiana la ausencia de gobierno formal en la zona que controlan las bandas delincuenciales, mismas que siembran, procesan y comercializan opio de mayor calidad en el mundo (heroína negra mexicana), que extraen de la amapola, apoyados con trabajo semi esclavo de agricultores, entre ellos niños con bajo peso, quienes se encargan de hacer los delicados cortes en los bulbos de dichas flores para posteriormente recoger la goma con la que elaboran el opio.

Es importante mencionar, para que el lector tenga mayores elementos de juicio, que el presidente Obama envió al Congreso de los Estados Unidos, el 10 de septiembre de 2014, una nota donde se manifiesta: “particularmente preocupado” por los altos índices del cultivo de amapola y definió a nuestro país como: “el principal proveedor mundial de opio y sus derivados a los Estados Unidos.” En esa zona donde sucedió la masacre convergen tanto las características de un clima semi seco, con mucho calor, y facilidades de riego, que hacen propicia la producción de más del 90% de la amapola en el país, misma que ya procesada adquiere valor enorme en los mercados internacionales y nacionales. Si a este clima natural propicio para la cosecha le añadimos la inmensa corrupción de los tres niveles de gobierno que padece nuestro país, podemos entender la colusión entre las bandas con la policía, el ejército los presidentes municipales, los gobernadores y el ejecutivo federal. Según el Departamento de Estado Norteamericano en esta zona se produce la mayor cantidad mundial del enervante que además tiene la mejor calidad.

Esta zona comprende los municipios de: Teloloapan, Arcelia, Iguala, Totolapan, Coyuca de Catalán, Pungarabato, Cuetzala y otros municipios de la Sierra de Guerrero, y han convertido a la Ciudad de Iguala en “el escurridero”, el principal centro de concentración para su posterior envío al país del norte, específicamente a la Ciudad de Chicago, en autobuses foráneos. Como podemos desprender, en esta zona existen todas las condiciones posibles para el funcionamiento de un negocio sucio de muchos miles de millones de dólares que lleva más de cinco años, según la nota que envió al Congreso de su país el Presidente Obama.

 

Reuters

Reuters

 

La evidente colusión entre el gobierno y las bandas delincuenciales propiciaron las condiciones de violencia extrema para que se diera la desaparición de los 43 muchachos normalistas, que fue lo que podemos llamar: “La gota que derramó el vaso”, al convertirse en el crimen colectivo más emblemático del siglo XXI, hasta la fecha. La zona es un foco de caos que irradia violencia: solo en el año 2013, y solo en el Municipio de Iguala, fueron asesinadas 107 personas; en 2014 bajó a 73, y en 2015, hasta ahora, van 71 crímenes en este Municipio de 141,363 habitantes, según el Censo de 2010.

Ya no hay desaparecidos, dicen los pobladores, ahora los matan en la calle, en sus casas, frente a sus familiares, además continúan los “cobros de piso”, las violaciones a mujeres y hombres, el robo de empresas y bienes raíces. El nuevo alcalde, Silviano Mendiola, habla de la destrucción del 40% de las actividades productivas legales. En esta zona sin gobierno formal, los delitos ni siquiera se investigan, pues son tantos y la policía, los ministerios públicos así los jueces, está tan desprestigiados, que resultaría ocioso realizar cualquier procedimiento legal.

Consideramos urgente que el gobierno establezca el Estado de Derecho en todo el estado de Guerrero  para proteger a los ciudadanos, y evite la colusión  con los grupos delincuenciales como la única forma de acabar con la ocupación de nuestro territorio patrio por piratas que asesinan mexicanos. México requiere un cambio de gobierno, requiere un gobierno que nos represente a todos los mexicanos, un gobierno  republicano.

Desde Radio Chinelo continuaremos en lucha por el establecimiento el necesario Estado de Derecho, tanto en Guerrero como en todo nuestro gran país, para que se acaben los crímenes, el miedo y la zozobra; para que se acabe la brutalidad, la irracionalidad y se rescate la inteligencia; para que tomemos el camino de la producción y acabemos con la corrupción y la falta de procedimientos democráticos que nos ha llevado a tener gobiernos ineptos, cínicos, impreparados, que han vendido y destruido al país, en lo general, y que nos destruyen a ti a mí y a todos los ciudadanos en lo particular…

Reuters

Reuters



25 septiembre 2015, 12:09 | lucyana



2 thoughts on “A un año de la desaparición forzada de los 43 normalistas de Ayotzinapa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.