Lo que nos hace daño no siempre es ajeno a nosotros. Nuestro sistema inmune ¿protector o una bomba de tiempo?


Nota escrita por: M.F Jonathan Cortés Alvarez (conductor de El Gusanito, cuando la curiosidad te pica)

Para hablar de enfermedades autoinmunes, debemos comprender los procesos biológicos (reacciones de respuesta) que se están generando  para protegernos muchas veces de enfermedades  provocadas por microorganismos, virus y en casos exclusivos por  moléculas de nuestro propio organismo,  a estos procesos biológicos le conocemos como sistema inmune.

Para fines didácticos se han clasificado dos tipos de respuesta, respuesta innata (primario) encargada de la activación celular y generación de moléculas de lisis, opsonisación y quimioatracción de otras células para eliminar el agente ( microorganismo) que altera el estado de homeostasis o equilibrio del organismo vivo y la respuesta adaptativa (secundaria) que es un proceso mas complejo y altamente especifico, ya que monta una respuesta de memoria para reconocer de forma mas efectiva al agente o patrones moleculares que previamente fueron expuestos al organismo y con ello la respuesta secundaria genera anticuerpos lo que coloquialmente conocemos como  defensas.

La falla de la regulación del sistema inmune puede producir un ataque exacerbado a células y moléculas de nuestro cuerpo o bien un estado de anergía es decir un estado de no respuesta a cualquier agente ya sea propio o extraño.  El desarrollo de una enfermedad autoinmune es aún desconocido  y muchos grupos de investigación trabajan en los mecanismos de regulación en los últimos años se han enfocado a la predisposición genética, esto debido a que muchas de las enfermedades autoinmunes se presentan en mujeres afroamericanas, hispano americanas y nativo americanos.

En parte, por  los genes que codifican proteínas diferentes llamadas moléculas del complejo principal de histocompaibilidad (HLA), estas moléculas reconocen patrones moleculares conocidos como antígenos,  muchas de estas enfermedades están relacionados con el reconocimiento proteico entre las superficies de las membranas celulares, cuando las glucoproteínas de reconocimiento (HLA) no coinciden en el reconocimiento antigénico. por lo que, el sistema inmune ataca al propio organismo.

Se conocen aproximadamente 80 tipos de enfermedades autoinmunes y la mayoría presentan síntomas muy similares, afectando múltiples orgánicos como lupus eritematoso, una de las características principales de muchas de estas enfermedades es la inflamación, afectando en algunos casos las articulaciones  como se presenta en artritis reumatoide.

Es importante seguir las recomendaciones y el tratamiento que de el médico especialista antes de automedicarse o seguir otros tratamientos alternativos, ya que muchas veces puede neutralizar el efecto del tratamiento  que se este llevando.



3 septiembre 2015, 17:14 | lucyana



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.