Una pequeña mirada a la poesía.


Texto: Lúa Zimbrón

conductora de Cada cosa es Babel

Escucha este programa todos los viernes en punto de las 19:00

[…] La filosofía y la poesía

cumplen una función humana

igualmente liberadora: la sospecha

de que el universo no se limita a

ser lo que es.

Agustín Basave

inebasave141113_g

Agustín Basave, académico y periodista mexicano

La poesía, durante siglos, ha ido configurando su propio lenguaje para crear significados de modo que las palabras rompan su sentido preestablecido. Por supuesto, esta reconfiguración de significados se debe completamente al interés específico por parte del poeta, por lo que si lo que se busca es entender un poema, se debe, necesariamente, entrar al mundo de éste.

Para hablar de poesía podría comenzarse por entender qué es. Octavio Paz asegura que “es comunicación, acceso a la temporalidad, buceo en las aguas profundas de la existencia, instrumento medial […] el poeta dice su verdad. La verdad de su propia existencia expresada en lógica de imágenes” (citado en Basave, 282). Hay en esto muchos conceptos interesantes que resaltar, por ejemplo, comunicación, existencia, instrumento e imágenes. La poesía necesita comunicar, es creadora también de su enunciador, es el medio y el fin, aunque con ella “[el poeta] no pretende formular definiciones, sino gozar sus vivencias al expresarlas” (Basave, 24), por lo que se debe ser cuidadoso al manejarla, ya que no es sólo tinta en papel, sino vida en la carne. Paz expresa con magnífica sutileza lo que es la poesía y apela a la parte sensual del lector pero, por otro lado, Basave afirma que “poesía es un lenguaje rítmico, selecto y cautivante de lo emotivo, vertido bella y metafóricamente, en plenitud significativa-existencial” (28), con lo que más bien apela a la parte lógica del lector.

La poesía es aquel lenguaje que no es cualquiera sino uno muy especial debido a la selección minuciosa de elementos que lo constituye; adquiere características que

necesariamente lo relacionan con su todo y es, además, exacto. Gracias a estos elementos, la poesía logra crear imágenes tan perfectas que fácilmente pueden arrastrar consigo al lector. La relación que se genera entre palabras está tan imbricada que se crea un vínculo en el que fuera de ella nada existe: el poema se creará sólo para destruirse en sí mismo, por lo que su belleza no es sólo exterior, sino que es una belleza integral de fondo y forma. Es así, de la misma manera en la que se constituye como debe enfrentaársele, es decir, la poesía se alimenta de relaciones que la lógica no admitiría pero se apoya en ella por lo que si bien no basta con acercarse de manera objetiva, tampoco basta hacerlo de manera subjetiva; para entender y dejarse seducir por la poesía es necesario combinar ambas, comenzar por su parte formal y descender poco a poco a su fondo.

El proceso para entender a la poesía es sin duda arduo pues ésta ofrece varios cerrojos pero nunca a primera vista la llave; sin embargo, las recompensas que brinda son proporcionales.

 

Octavio-Paz-e1395771528878(Octavio Paz, premio nobel de Literatura 1990)



5 diciembre 2014, 14:08 | Radio Chinelo



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.